Unidad 6 - Marcadores temporales

Sólo quiero
que vuelvas
a mi lado
hoy igual que ayer.







(Trecho de
Hoy igual que ayer
con Ana Torroja)

Independiente de clasificaciones como adverbios, locuciones etc., podemos decir que marcadores temporales son palabras o expresiones que sirven para ubicar nuestro discurso en el tiempo. Por ejemplo, nuestros planes y proyectos suelen ser marcados por expresiones que indican futuro (mañana, algún día etc.); cuando narramos hechos que nos han sucedido, solemos usar marcadores que indican pasado (ayer, en 2002 etc.). Tales marcadores se relacionan íntimamente con los tiempos verbales y muchas veces nos ayudan a identificar el tiempo adecuado en una oración. De acuerdo a lo que hemos visto en el tema de los pretéritos, por ejemplo, los marcadores temporales son fundamentales especialmente para que podamos hacer la diferenciación de cuando debemos usar el pretérito perfecto simple o el compuesto.

Los marcadores temporales que identifican el pretérito perfecto simple o indefinido son aquellos que nos remiten a dos circunstancias específicas: palabras o expresiones que indican un tiempo claramente definido y cerrado o que indican un período de tiempo de tiempo, también delimitado y cerrado.

Veamos algunos ejemplos de marcadores de tiempo del pretérito perfecto simple que indican tiempo definido:
- Ayer salí de compras.
- Todos los bancos estaban de huelga anteayer.
- En 2006 concluí mi graduación.
- Hace 15 años que paré de fumar.


Otros ejemplos de marcadores que pueden ser usados con este tiempo verbal: hace diez siglos, hace un mes, hace diez minutos, la clase pasada, el siglo pasado, el jueves pasado, el último miércoles, el invierno pasado, un día, el otro día, anoche, en enero etc.

Veamos ahora algunos ejemplos de marcadores de tiempo del pretérito perfecto simple que indican un período de tiempo cerrado:
- Durante cuatro años estudié día y noche para graduarme.
- Dormí poquísimo durante aquellos nueve meses.
- Cursé mi máster del 2006 al 2008.


Por otro lado, el pretérito perfecto compuesto está marcado por expresiones o palabras que indican un tiempo que todavía se hace presente, que se mantiene en el momento del habla. Veamos:
- Hoy he corrido 12 kilómetros.
- Esta semana casi no he dormido.
- Estos dos últimos años me he preparado muchísimo para el concurso.


Otros ejemplos de marcadores que pueden ser usados con este tiempo verbal: esta tarde/noche/primavera, nunca, jamás, ya/todavía, últimamente, alguna vez, varias veces, toda la vida etc.

Sin embargo, aunque sean fundamentales para hacer clara la diferenciación entre estos dos tiempos verbales, los marcadores temporales no se restringen a eso y pueden indicar una infinidad de momentos y relacionarse a distintos tiempos verbales. Por ejemplo:
- Hoy estoy más listo y no cometeré los mismos errores.
- ¡Quiero el documento ahora!
- Mejor salir temprano que tarde.
- Todavía/aún no conozco a tu novia.
- Mañana pensaré en el asunto.
- Siempre pienso en ti.
- ¡Nunca volveré a verlo! ¡Jamás!
- Cuando puedas, llámame.
- Llevo 7 años estudiando español.


Interesante notar que muchos marcadores temporales se combinan adecuadamente con varios tiempo verbales, importando exclusivamente ahí el contexto del discurso. Así tenemos:
- Nos veremos a las diez.
- Nos vemos a las diez.
- Nos vimos a las diez.


Otro punto importante y que hay que tener claro es que muchas veces palabras o expresiones que usualmente nos transmiten otras ideas, pueden asumir característica temporal. Por ejemplo, el adverbio de lugar “adelante” cambia su significado en la siguiente frase:
- Ahora no se preocupa con nada, pero más adelante, tendrá que asumir sus responsabilidades.

Eso ocurre porque en este contexto la expresión “más adelante” tiene una relación inmediata con el marcador temporal “ahora”. Es importante estar atentos al contexto, al sentido o al uso que damos a las palabras para entender sus reales objetivos.